Criolipólisis en casa

Si estás cansado de esa grasa ubicada en zonas específicas de tu cuerpo y que no has podido eliminar mediante otros métodos reductores como ejercicios y dietas estrictas, y estas pensando en someterte a un tratamiento de hieloterapia o criolipólisis en casa, aquí te traemos los mejores consejos para que puedas llevarlo  a cabo de manera segura y efectiva. ¿Quieres saber cómo realizar una criolipólisis en casa? Continúa leyendo.

 

¿Cómo hacer criolipólisis en casa?

Aunque la forma más conocida de realizarse un tratamiento de criolipólisis es en un centro estético especializado o un SPA, déjame decirte que también es posible realizarte este tratamiento dese la comodidad de tu casa, sea por falta de tiempo de ir a uno de estos centros o por falta de presupuesto.

Es verdad que la manera más recomendable es que este tratamiento reductor sea aplicado por personal capacitado y entrenado en el área para lograr unos resultados efectivos y garantizados, pero en la actualidad es tanta la demanda que tiene este tratamiento estético reductor que ya es posible aplicarlo tú mismo en casa, e incluso se han desarrollado alternativas igual de eficientes.

 

Formas de hacer criolipólisis en casa

Existen 2 formas de hacer criolipólisis en casa para que combatas esa grasa localizada y luzcas un cuerpo espectacular, estas formas aunque igual de efectivas son de aplicación doméstica, tanto para las personas que no cuentan con tiempo libre en su ajetreado día, como para los que no cuentan con los recursos para costearse este tipo de tratamientos que en ocasiones puede llegar a ser costoso.

Estas formas son:

 

Máquinas de criolipólisis caseras

Se trata de un equipo especial diseñado específicamente para este fin y que se

Pueden adquirir en el mercado. Parecidas a las maquinas masajeadoras, estas máquinas de criolipólisis caseras solo tienes que colocártela en la zona específica que quieres trabajar, encenderla y el frio empezara a hacer su trabajo para quemar y reducir la grasa.

 

Prácticas y de muy fácil uso, son la principal alternativa a los tratamientos de criolipólisis convencionales que se aplican en centros estéticos con equipos tecnológicos especiales. Algunas requieren el uso, por ejemplo, de gel reductor para potenciar su efecto y lograr mejores resultados.

 

Hieloterapia casera

 

El segundo método de hacer una criolipólisis en casa, es mediante la preparación de una mezcla de diferentes ingredientes y su posterior congelamiento en cubos de hielo. Estos cubos de hielo son colocados en las zonas específicas que queremos reducir y, mediante masajes, el frio en combinación con los ingredientes naturales, congelan la grasa e inician el proceso de eliminación de forma natural.

 

Este proceso realizado una vez al día y de la manera correcta, logra resultados impresionantes. Ideal para las personas que no cuentan con un presupuesto suficiente para ir a un centro estético a realizarse un tratamiento de este tipo.

 

¿Cómo hacer hielo terapia en casa?

Si te interesa realizar un tratamiento de este tipo de forma casera, aquí te vamos a dar unos rápidos pasos para que lo puedas realizar.

Necesitaras:

  • 3 cucharadas de cola de caballo
  • Un puñado de romero
  • 3 cucharadas de café soluble
  • Un puñado de hierba trepadora
  • 1 kilogramo de té verde
  • 500 0 600 ml de agua

Preparación y aplicación

Hierve todos los ingredientes por aproximadamente 15 minutos. Una vez que retires del juego deja reposar a temperatura ambiente.

Cuando este frio, coloca la mezcla en la hielera donde haces los cubos de hielo y mételos al congelador.

Una vez congelados, procede a aplicar los cubos de hielo en la zona que quieras trabajar, dando masajes circulares.

Puedes envolver los cubos de hielo en una tela o aplicarlos directamente sobre la piel.

Repite este procedimiento una vez al día y combínalo con una dieta balanceada y algún deporte. Los resultados te sorprenderán.